Cosas horripilantes para decorar en Halloween

Si quieres pasar un Halloween horripilantemente divertido toma nota de las cosas espeluznantes que te proponemos más abajo. No tienes que gastar mucho dinero ya que la mayoría de los materiales utilizados son reciclados y se tienen en casa.

Zombies

Te proponemos hacer un traje de zombi por ti mismo y dar un buen susto a tus amigos. Corta una túnica larga de la forma que la tela quede deshilachada y colgando irregularmente; del color es mejor que sea gris, pero también se puede pintar con pintura especial. Añade detalles como sangre o tripas colgando. Ponte unos pantalones y zapatos viejos creando el efecto de estar sucio. Píntate la cara como un zombi, en Internet puedes encontrar muchas ideas si no sabes como hacerlo.

Inventores locos

Decora una de las habitaciones como si fuera el despacho de un inventor loco, tipo Doctor Frankenstein. Dibuja en las paredes con pintura fácil de lavar instrumentos propios de un científico, dispón en una mesa vasos y precipitadores con partes humanas como el ojo dentro y deja una luz suave y tenue para crear un ambiente de misterio.

Espectros

Espectros o fantasmas son imprescindibles en esta fiesta. Puedes ponerlos sobre un fondo de telarañas polvorientas para dar aun más miedo. Coge un vestido o camisa blancos viejos, recorta la figura del espectro y dibuja los detalles como las cadenas. Recorta de una hoja de papel una telaraña y colócala en una pared y encima el fantasma. Puedes distribuir varias figuras alrededor de la habitación y rodearlas de candelabros con velas encendidas (no encender la luz eléctrica).

Chupasangres

Los vampiros se pueden hacer de varias maneras. Una de las más sencillas es recortar una figura del cartón del tamaño natural, pintarla y añadirle detalles de tela como la capa, botones en los ojos o unos colmillos hechos de plástico. Después se coloca en el vestíbulo y en la mano se le pone una bandeja donde estarán los caramelos de Halloween.

Escrito por | 31 de octubre de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Sin categoría |

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta